Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
En Foco

Leímos “Comunicación Interna en la práctica”, de Manuel Tessi

Publicado el 15 de abril de 2013

 La capacidad de Tessi de transmitir metodologías y modelos teóricos en forma simple y amena es acompañada por múltiples casos prácticos de todo tipo de organizaciones. El último libro de uno de los pioneros de la Comunicación Interna en Latinoamérica, una lectura que te recomendamos.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

comunicacion-interna-en-la-practica-manuel-tessi_MLA-O-3949357546_032013

A cualquier referente de CI le gustaría saber qué hacen las organizaciones que mejor manejan su Comunicación Interna, para emularlas. Y entonces, con mucha simpleza, Manuel Tessi se lo sintetiza en un párrafo: “Equilibran la planificación generando procesos integrados de comunicación, le dan prioridad a las acciones que tienen relación con espacios de escucha, apertura al disenso y la queja, procesos metodológicos de empatía, incorporación de herramientas de comunicación para los roles de conducción, implementación de métricas específicas de comunicación interna, apertura del Departamento de Comunicaciones hacia roles consultivos con la alta gerencia y otras tantas acciones que, a pesar de no ser parte de la emisión, resultan “mensajes” mucho más convincentes para los trabajadores que los repetitivos comunicados oficiales”.

Tessi es un pionero de la Comunicación Interna. Y como buen pionero, es de los que ven antes lo que va a venir, y de los que salen a buscar lo que vendrá antes que la mayoría. Por eso, en un mercado que ha evolucionado enormemente en los últimos años, pero en el que muchas veces la gestión de CI queda aún circunscripta a la producción de medios o mensajes formales, Tessi puede anticipar que la máxima evolución de las comunicaciones internas “sólo se alcanza con la responsabilidad compartida de todos los integrantes de la organización”, y que eso se logra con departamentos de Comunicación Interna que asuman el rango de consultor interno.

Tessi puede narrar también la evolución de la CI durante los últimos años casi en primera persona, porque la vivió de cerca. Una cercanía que le da claridad para identificar ciertas realidades, por ejemplo: cómo el avance de los medios de comunicación digital pronunció la tendencia de concebir a la Comunicación Interna como una función basada en la emisión.

En el libro está presente una y otra vez la alusión a indicadores y métricas, y la referencia a estudios e investigaciones de todo el mundo. El contenido teórico, ordenado detrás de 7 grandes premisas (ver recua

DESTACADOS pablo-06

dro) aparece ilustrado por casos de empresas de todo el mundo. Las grandes preguntas de la disciplina, las que sobrevuelan las mentes de muchos profesionales de CI, se responden varias veces a lo largo del libro con simpleza. Una muestra de esto, cita textual: “¿Qué es lo que una organización espera de la comunicación que entabla con las personas que la integran? Una pregunta extensa como esta en realidad puede ser respondida con una respuesta muy breve: alineación”.

En el prólogo, y con una prosa de vuelo literario, Tessi recuerda momentos de su vida y uno en especial, a principios de los ´90, cuando daba sus primeros pasos en el mundo de la Comunicación Interna. Rec

uerda haberse hecho entonces esta promesa: “plantaré un árbol, lo regaré, y lo cuidaré para que alguna vez dé sombra y sirva de reparo a otros”. Las casi 300 hojas de Comunicación Interna en la práctica son hojas que dan buena sombra, una sombra fresca y vasta que invita a la reflexión, y que brinda un buen reparo para volver a la gestión cotidiana de las CI con fuerzas y conocimientos renovados.

 

 

 

Las 7 premisas

Tessi desarrolla 7 premisas concebidas como 7 grandes prioridades para generar estrategias efectivas de Comunicación Interna:

1)   Escuchar primero: contar con un sistema de escucha que monitoree integralmente todas las comunicaciones que se generen dentro de la organización.

2)   Capitalizar las quejas: descifrar los mensajes ocultos que hay detrás de ellas para aprovecharlas positivamente.

3)   Ordenar la emisión: equilibrar los mensajes escritos con los orales, y abrir la emisión hacia otros emisores claves.

4)   Narrar con significado: porque las comunicaciones significativas encienden la motivación y le otorgan sentido a los mensajes.

5)   Ofrecer la palabra: propiciar la conversación, ya que el diálogo presencial produce compromiso.

6)   Medir los logros: volver a escuchar para asegurar el proceso evolutivo de la estrategia.

7)   ¿Y el cuadro de resultados?: prestar atención al impacto de la comunicación interna en los resultados financieros de la organización.

Estas premisas se ordenan en tres etapas, según el orden lógico de toda gestión sana: Planificación (las dos primeras premisas), Implementación (las tres siguientes) y Evaluación (las dos últimas)

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *